Casa Rosada. Buenos Aires

Los viajes educativos sin lugar a dudas amplían el aprendizaje de muchas asignaturas, dejando a los estudiantes el tiempo que necesitan para conectar con sus iguales y vivir una serie de nuevas experiencias fuera del aula, aprendiendo a convivir entre ellos así como a conocerse mejor de una manera distinta de las clases diarias.

 Es valioso  visitar lugares seleccionados o pertinentes para la observación y el desarrollo de las capacidades de los estudiantes, bajo la orientación del docente. El uso adecuado del aprendizaje vivencial y utilizando diversas técnicas para la investigación de su entorno natural, mejora la calidad de la educación.

Es así que, como metodología activa en el logro de competencias, los docentes organizaron una excursión a la capital de nuestro país, en la que los alumnos tuvieron la oportunidad de tomar contacto directo con las actividades económicas de nuestro país, especialmente la actividad bursátil, comercio exterior, además de conocer los lugares  donde han ocurrido hechos históricos y donde se desempeñan las funciones gubernamentales que inciden en nuestro presente y  nuestro futuro.

Tecnópolis.

Además se visitó Tecnópolis una muestra de Ciencia, Arte y Tecnología, instalada en un predio de 50 hectáreas en Villa Martelli,  haciendo el recorrido por los cinco continentes en que fueron divididos los distintos contenidos: Tierra, Fuego, Aire, Agua e Imaginación, shows en vivo de Fuerza Bruta, eventos musicales en el Espacio Joven, charlas de personas /científicos reconocidos y performances de arte.

La delegación formada por 124 personas entre alumnos, docentes y padres compartimos una  jornada de nuevos conocimientos en armonia y mucha onda.