Álbum de fotografías feria ciencias

XXIII Feria de Ciencia y Tecnología 2009

Alumnos expositores: Cristela Martinez   y  Celeste Zapata

Orientador: Profesora Andrea Hernan

Conclusiones de la investigación

Los jóvenes helvecianos de mediados de 1960 a mediados de 1970 incorporaron a través del modo de vestirse marcas que emergieron en lugares urbanos y distantes haciéndolas propias, tales como: el uso de pantalones de jeans y oxfords, minifaldas, vinchas y el pelo lacio; la transición de la modista de barrio a las boutiques y el marquismo. La investigación muestra que los jóvenes copiaron o imitaron formas culturales, que formaron parte del proceso de democratización de la moda; habiendo sido favorecido en este caso, por la distribución de revistas de moda y juveniles y la expansión de la televisión como medio de comunicación.

Los resultados dan cuenta de la riqueza exploratoria e investigativa que supone analizar de qué manera en contextos con características predominantemente rurales impactan las industrias culturales urbanas.

Lo singular del modo de ser de la juventud de Helvecia tuvo que ver sobre todo con las actividades recreativas, dado que estaban condicionadas/posibilitadas por las instituciones sociales, los recursos naturales y las disposiciones urbanas del pueblo. Por ejemplo; los carnavales en el Club Central, las fiestas patronales, las guitarreadas en el muelle flotante, las tardes de playa, el paseo por las dos calles asfaltadas y la costa, el fútbol en los baldios, los días de cacería y aventura por la zona de islas…

La creación de la “escuela normal” en el año 1965 y, la posibilidad de extender la escolaridad, tuvo una carga significativa muy importante. La escuela secundaria constituyó un espacio de inclusión, dado que hasta entonces este nivel educativo estaba al alcance de aquellos que sus padres podían costear los gastos de estudiar en otra ciudad; significó mayores mujeres tituladas insertas en el ámbito laboral y que jóvenes de la zona rural se integraran con los que habitaban la zona urbana de Helvecia. Además, implicó que muchos jóvenes de la misma edad estuvieran reunidos para realizar actividades conjuntamente, tanto en el espacio escolar como en el tiempo de ocio.

Las salidas nocturnas en Helvecia, compartida hasta avanzado los años ´60 por adultos y jóvenes, ha ido paulatinamente transformándose en un tiempo juvenil. Las actividades recreativas de la noche desde fines de los años ´60 se relacionan con la emergencia en Helvecia de un nuevo actor social: el “joven- alumno”.

El hacer beneficios para el viaje de egresados movilizó la creatividad de los jóvenes para fundar espacios de disfrute de la noche: los asaltos, las confiterías, los vermuth danzante. Los jóvenes desde principios de los ´70 conquistaron la noche helveciana, no como meros espectadores o consumidores sino como protagonistas.